Quejas en Tejina por la APP de aparcamientos y una oleada de sanciones

Los propios vecinos se están teniendo que avisar entre ellos para evitar más multas, y cada vez entienden menos las decisiones que se toman a sus espaldas y la política de actuar primero y avisar después que se sigue desde el ayuntamiento. Algunos atribuyen esta campaña a un simple afán recaudatorio y otros a un abuso por parte de algunas asociaciones del pueblo.

Todo esto viene a raíz del modelo de comercio que impusieron en su día el ex-concejal de Coalición Canaria y ahora consejero delegado del cabildo Juan Antonio Alonso, la ZCA, y la AVV Las Tres Calles, de quien era Presidente el ahora concejal de Nueva Canarias Juan Luis Herrera. Este modelo comercial, más propio de una ciudad que de un pueblo y que ninguno de los sustitutos se ha atrevido a cuestionar hasta ahora, se basa en la idea de que debe haber un aparcamiento libre cerca de cada comercio para que los posibles clientes no sigan de largo y se paren en el pueblo, y que se ha impuesto en los núcleos comerciales de otros municipios por la misma vía de implantación forzosa.

Sin embargo, este modelo, que trata a los vecinos y visitantes como carteras a las que vaciar en el mínimo tiempo posible, es contradictorio, ya que también incluye la privatización de los aparcamientos de la plaza de la iglesia y la peatonalización de varias calles del centro de Tejina, entre ellas la que se encuentra debajo de la plaza de la iglesia, para la que ya se han destinado 50.000 euros solo para el proyecto, estimándose su coste en 1,3 millones de euros y dejando al comercio que más necesita el tránsito de coches rodeado por vías peatonales, ya que el Che-Burguer es uno de los establecimientos de comida rápida más antiguos de la comarca y uno de sus atractivos es la posibilidad de ir en coche, recoger el pedido y volver, y así, mientras en unas calles impide el acceso a vehículos para atraer clientes a los comercios, en otras se multa a quien aparque sin descargar la APP del ayuntamiento o anotar la hora en el parabrisas, para atraer clientes a los comercios, y algunos vecinos dicen que además de quemar un haragán, abría que tirar a Juan Antonio o algúno de su séquito cada año desde lo alto del campanario, porque también esta podría se la vía más rápida para atraer turistas y clientes a los comercios.

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.