Están locos estos tejineros “Tienen tabernas piratas”

Cuando me recomendaron este sitio no me habían contado ni la mitad de lo que me iba a encontrar, yo pensaba ir al típico restaurante de pueblo, pero nada más acercarnos nos encontramos al tabernero, y ahí ya empecé a verlo venir, solo con mirarle dirigir el chiringuito durante unos segundos ya me lo imaginaba con un paño en la cabeza, una pata de palo y un loro en el hombro diciendo “ huaac… palabra del capitán”, y el local también recordaba mucho a la taberna marinera de una novela de piratas, entre la penumbra se podían ver como algunos barriles hacían las veces de mesas y la mayor parte del ambiente lo formaban grupos de piratas solitarios que, con una mezcla de jolgorio y melancolía, bebían y discutían sobre tesoros escondidos en la isla; parecía que el mismísimo Amaro Pargo iba a entrar por la puerta en cualquier momento.(Evite el texto añadido leyendo el artículo directamente en alisiosdelnordeste.com)

Yo estaba bastante descolocado, y traté de buscar con la mirada otro sitio a donde ir pero todos los demás bares y restaurantes de la zona estaban cerrados, y para cuando me quise dar cuenta ya mi mujer estaba hablando con una camarera que la condujo hasta una mesa, nos acomodó como pudo y nos recetó de memoria lo que tenían, casi todo eran carnes a la brasa así que pedimos dos buenos bistecs de res y algunos entrantes, pero en lo que venían casi se me quita el hambre, frente a nosotros habían dos hombres cogidos de la mano y dándose besos, y yo con disimulo le decía a mi mujer “¡Mira Mira! ¡Hasta en los pueblos hay ya!”, y ella empeñada en que me callara “Déjalos, si ellos son felices a ti que más te da” ella nunca lo entiende, le dije “¡España se va a quedar sin hombres de verdad!” y entonces me lo dijo, delante de todo el mundo y sin ningún disimulo “Si los hombres de verdad van a salir como tú tampoco se pierde gran cosa”. Qué vergüenza. Hasta los gays se rieron de mi. Menos mal que mis nuevos amigos no estaban allí para verlo. Mi mujer se puso muy seria pero de vez en cuando se le escapaba una risita tonta, a veces incluso me miraba con cara de ruindad mientras se llevaba algo a la boca. Esta no es la mujer con la que me casé.(Todos los derechos reservados, consulte el marco legal de alisiosdelnordeste.com)

Menos mal que lo comida estaba buena, porque se me había quitado hasta el apetito, aunque yo ya solo tenía ganas de irme de allí, mandar a mi mujer a casa y buscar a mis nuevos amigos para salir a divertirnos por el pueblo, pero entonces llegó una pareja de turistas ibéricos que ya había reservado y les sirvieron casi al mismo tiempo que a nosotros; entre unas y otras nos presentamos y yo me puse a hablar con mi nuevo amigo mientras mi mujer le hacía compañía a la suya. Yo no dejaba de hablar de lo mal que está todo con esto de la pérdida de los valores fundamentales y él no dejaba de asentir con la cabeza y de abrir los ojos como platos, mi mujer en cambio casi no miraba a los ojos a la suya, de vez en cuando hacían algún comentario tonto y se reían discretamente mientras nosotros seguíamos a lo nuestro. Cuando terminamos de comer el tabernero nos invitó a un par de rones isleños.(para leer artículos como este síganos en Facebook o por correo electrónico, consulte nuestra web alisiosdelnordeste.com)

Por desgracia mi nuevo amigo y su mujer se van mañana, pero ya lo he convencido para salir juntos por el pueblo en su última noche. Su mujer sí que es razonable, él decía que no quería dejarla sola pero ella insistió en que fuéramos a divertirnos, incluso se ofreció a acompañar a mi mujer al apartamento para que no tuviéramos que preocuparnos. Una mujer así sí vale la pena. Encima la cuenta nos salió por cuatro perras. Cada vez me gustan más estos tejineros y sus tabernas piratas. Por lo visto tienen un montón, a ver si me da tiempo de visitarlas todas en busca de aventuras que contarles.(Siga las aventuras del Lince Ibérico en Alisiosdelnordeste.com)

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.