La plaga del rabo de gato le gana la partida a La Laguna

Lejos de estar en condiciones de proteger la naturaleza, el ayuntamiento a provisto a la planta de gran cantidad de solares, aparcamientos, jardineras, grietas en la carretera y rincones urbanos desde los que se reproduce y lanza miles de semillas que siguen generando nuevas amenazas al ecosistema canario.

Esta planta es especialmente resistente y difícil de combatir, se recomienda cortar con cuidado sus espigas y meterlas inmediatamente en una bolsa para evitar que se expandan sus semillas y a continuación arrancarla de raíz con la ayuda de una asada u otra herramienta, a pesar de ello es común ver a empleados públicos cortándolas con la desbrozadora si más.

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.