La decadencia del sur de Tenerife

La que fuera la joya de la corona del turismo en las Islas Canarias se hunde por su propio peso tras un boom basado en el hormigón que la ha dejado sin más atractivo que sol, playa, hoteles y ruinas.

En mitad de Playa de Las Américas nos encontramos esta imagen, hoteles de varios pisos cuyas ventanas ofrecen vistas exclusivas a unas pistas de tenis en ruinas, mientras los hoteleros tratan de aleccionar al resto de la isla en cuestiones de imagen y los políticos lo invierten todo en sus campañas electorales.

Justo debajo una antigua oficina de actividades turísticas abandona tras la introducción de estas ofertas dentro de los propios hoteles. En sus estantes se conservan gran cantidad de folletos del Teleférico del Teide, observación de delfines y otras actividades que en su día se ofertaban a los turistas que pasaban por aquí.

A unos metros, en unos jardines expuestos, un sin techo se camufla como puede junto a sus pocas pertenencias tras unos cartones a merced del viento, tratando de descansar antes de regresar a una actividad laboral que, lejos de poder garantizarle una vida digna, apenas le permite comer en una zona donde hasta los supermercados suben los precios para tratar de aprovecharse del turista.

Al otro lado de la calle se encuentra uno de los hoteles referencia para los hoteleros de la isla, el Best Tenerife, sin embargo para muchos es el símbolo de la obsolescencia turística y un ejemplo de lo que no hay que hacer, ahora mismo están realizando una de las últimas fases de su lavado de cara subvencionado, una obra bastante chapucera que han tenido que soportar los clientes y cuyo mayor elenco tecnológico es la instalación de televisiones nuevas. Estas nuevas televisiones y cortinas contrastan con las entrañas del hotel, trabajadores con ropas desgastadas y desteñidas, lámparas y puertas exteriores que no funciona bien por el desgaste, el turista entra al paraíso del hormigón y se encuentra se encuentra con que es de cartón-piedra.

Unos metros más arriba se encuentra el hotel Vulcano, con una gestión totalmente diferente. En este caso sus dueños han apostado por invertir fuertemente en la isla y en una operación de varias decenas de millones de euros lo han cerrado durante varios meses manteniendo a los trabajadores del hotel y contratando albañiles para reformarlo de arriba a abajo. Todos los cableados son nuevos y están preparados para futuras ampliaciones del consumo, la estructura ha sido revisada y reparada para garantizar su estabilidad, la fachada y todas las paredes han sido saneadas y pintadas para que aguanten varias décadas, toda la iluminación se ha re-diseñado para ofrecer una imagen más actual y a la altura de los países de origen de los turistas, y como colofón se han invertido varios millones de euros en sistemas de última tecnología que ofrecen al cliente una experiencia única similar a la de un hogar inteligente. Un referente del turismo del futuro, aunque por desgracia la mayoría de hoteles prefieren seguir exprimiendo sus viejas habitaciones mientras puedan.

Independientemente de donde duerman la mayoría de turistas acuden tanto de día como de noche a las terrazas y pubs de la zona, un ejemplo de ello es la Playa de Las Verónicas, que concentra la mejor actividad nocturna de la isla, noches cálidas de fiesta y diversión en ambientes para todos los gustos, sin embargo muchos de estos locales terminan por cerrar por los cambios de tendencias, y la nueva prohibición del alquiler vacacional y su consecuente reducción del número de turistas en la zona llevarán irremediablemente a que muchos de estos negocios sean sencillamente inviables, reduciendo la amplia oferta y facilidad para encontrar personas afines que forma parte del encanto del sur de la isla.

El ocio diurno está cada vez más marcado por la imagen decadente de la zona, formada principalmente por la falta de infraestructura y oferta cultural pública, el estado lamentable de las carreteras y el cada vez más pronunciado deterioro de los jardines. Actuaciones que deberían ser primordiales pero que quedan relegadas a un segundo plano por la lucha de intereses entre distintas facciones de empresarios y políticos.

En muchos jardines el sistema de riego no funciona correctamente y tira más agua hacia las aceras y carreteras que a las plantas, en otros simplemente es un adorno para tapar las malas hierbas que se acumulan frente a hoteles en los que una suite cuesta más de 300 euros la noche.

Los paseos que recorren la costa también empiezan a acumular desperfectos, además carecen de ningún tipo de información sobre el entorno natural de cada zona y lejos de tratar de integrarse en la costa marcan una linea entre el dominio del mar y el territorio comercial.

Junto a una de las zonas más transitadas de Las Américas se encuentran varios yacimientos arqueológicos en los que hay millones de conchas fosilizadas con miles de años de antigüedad, sin embargo no hay ningún tipo de información al respecto y los turistas pasan de largo sin conocer su existencia. En su lugar, cuando vieron la necesidad de una oferta cultural, los políticos y hoteleros apostaron por nuevas infraestructuras de hormigón, como el salón de congresos Magma, que a la hora de la verdad solo sirve para mostrar una fachada bonita de cara a la galería.

Aunque por suerte no todo depende de los empresarios y políticos, el buen clima de la isla, unido a la amabilidad de los isleños y al buen humor y ganas de pasarlo bien que traen los turistas mantienen vivo el ambiente del sur de Tenerife, que a pesar de su estado, no deja de ser visita obligada para viajeros de todo el mundo a los que no deja indiferentes, hasta el punto de que la mayoría repiten e incluso vienen dos o tres veces al año a disfrutar de el lugar más cálido de la comunidad europea. Y es que por mucho que algunos se lo hayan querido quedar con todo, Tenerife sigue teniendo mucho que ofrecer.

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.