ALI5105, el software creado en la comarca nordeste que cambiará tu vida para siempre

Es posible que nunca llegue a salir del archipiélago e incluso que ni siquiera consiga implantarse en toda Canarias, pero un software salido del fondo de un “búnker” en Tejina se convertirá en los próximos meses en el último grito en aplicaciones tecnológicas, influyendo, sin duda, a las grandes corporaciones del sector, y marcando la llegada de un nueva generación de aplicaciones de gestión de negocios y administraciones al combinar lo mejor de cada rama en un producto que dejará boquiabiertos tanto a los más puestos como a los más renegados con la tecnología.

ALI5105, nombre técnico provisional derivado de ALISIOS, es capaz de hacer todo lo que hace cualquier caja registradora táctil, combinado con lo que pueden hacer las aplicaciones para realizar pedidos, incluyendo las ventajas de tener tus propios servidores con un gestor de contenidos personalizado para el sector, una página web conectada al ordenador del local en tiempo real, un sistema de cobro con tarjeta sin coste fijo, y lo más impresionante, un gestor tridimensional que convierte en un juego de niños la creación y uso de planos 3D a escala del local y sus alrededores, preparado para cargar fotografías reales como superficie de los objetos dando mayor realismo y para enviar al cliente el plano junto a imágenes 3D de terceros, por ejemplo, la réplica de una catedral, de un museo, de los Corazones de Tejina, de un árbol emblemático o de cualquier diseño profesional que se quiera incluir como parte de su local virtual.

La forma más rápida de describir su funcionamiento es “magia”, ya que siendo apenas una maqueta de lo que se espera que llegue a ser, la primera versión de ALI5105 está preparada instalarse en cualquier máquina Windows, Mac o Linux con menos de diez años, conectarse a una red Wifi local, crear una réplica en tres dimensiones del local, un menú totalmente automatizado y permitir que los clientes hagan pedidos desde sus dispositivos tras apenas 10 minutos desde su primera instalación en una máquina nueva o antigua, pudiendo luego personalizar muchos aspectos como el uso de sus propias fotografías para la descripción del producto o mostrar y ocultar productos del menú público en función de su disponibilidad.

También genera de forma automática códigos para conectarse directamente desde cada mesa, butaca o barra y un chat personalizable para los pedidos, y todo ello sin instalar aplicaciones de usuario y con una política de datos muy estricta: los datos del cliente son del cliente. Así que el único rastro que quedará será un número en el servidor local asociado al nombre que haya querido dar, sin estar vinculado a su dispositivo, a tarjetas de crédito, a cuentas en redes sociales o a cualquier otro dato vinculante, lo que hace que en caso de fuga, venta o robo, los datos sean inservibles para grandes corporaciones que quieran rastrear el comportamiento de los usuarios.

La arquitectura de ALI5105 se basa en tres grandes inspiraciones, la facilidad gráfica de los videojuegos para crear una interfaz similar a la vida real que permita al cerebro localizar rápidamente lo que está buscando, el ambiente laboral complaciente, amable y educado de los hoteles de 4 y 5 estrellas como “personalidad” del software y ejemplo de comportamiento con los clientes y compañeros de trabajo, y las Fiestas de Tejina y sus Corazones como forma de manejar los recursos del hardware, con un programa secuencial y bien definido, que aprovecha de forma sostenible todos los recursos a su alcance para generar el mayor número de funcionalidades, prepara los actos en un segundo plano para que estén listos justo cuando hacen falta, y se basa en esqueletos e instrucciones para crear objetos que usa de forma efímera y que serían muy pesados de manejar de forma permanente.

Un trabajo muy duro y muy sacrificado.

El desarrollo de ALI5105 se ha hecho en tiempo record pero ha supuesto casi un año de jornadas extenuantes frente al ordenador investigando, escuchando, diseñando, programando, probando y re-programando, dejando de lado cualquier otro proyecto, sin ingresos fijos ni posibilidades de publicar los detalles del trabajo realizado para evitar el plagio descarado por parte de empresas y políticos antes de poder demostrar la autoría, y reduciendo al mínimo la vida personal de su programador principal, Damián Carlos Méndez, quien ha definido a ALI5105 como “una obra de arte inacabada” y tras una ardua labor deja un prototipo con más de 7000 líneas de código propio y varios repositorios que servirá para empezar a presentarlo al público, recibir las primeras impresiones de los usuarios y que nuevos programadores terminen de pulir los detalles del que se espera sea el primer cable de un puente entre las zonas rurales de Canarias y la industrias tecnológicas, trayendo todas las ventajas que ofrecen en la vida diaria y permitiendo a las nuevas generaciones de los pueblos más azotados por la crisis entrar en uno de los mercados laborales con más demanda,  posibilidades y futuro.

Anuncios

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.