Adiós a coches y caravanas en Punta del Hidalgo

Tras años de quejas y debates entre los vecinos, el ayuntamiento saca el machete para cortar por lo sano y cerrar toda la costa al tráfico rodado, lo cual ha generado un revuelo aún mayor y la queja de algunos sectores por sacar la noticia en los medios de comunicación antes de hablar con ellos.

A pesar de la alerta por coronavirus en España, el alcalde (PSOE) convocó urgentemente a los vecinos a un salón abarrotado para explicarles las medidas que van a tomar, al acto también acudieron otros concejales como el de medio-ambiente (Podemos) a pesar de que hace unos días viajó en avión a una zona altamente infectada como Madrid, donde se han cancelado las clases y la actividad política para tratar de contener al virus, también acudió el concejal de servicios municipales (PSOE), quien en un alarde de responsabilidad, de educar con el ejemplo, y de saber estar a la altura del cargo, recorrió la sala dando la mano a decenas de vecinos, gesto que está desaconsejado para reducir contagios.

Entrando en materia, los políticos explicaron su plan de cerrar el camino de la costa a todo el tráfico rodado y generar bolsas de aparcamiento en algunas fincas como alternativa para los visitantes, amparándose en unas mil solicitudes vecinales (Punta del Hidalgo 2471 habitantes) y en salvaguardar las aves migratorias, y tratando de mostrar el asunto como un todo o nada “o nos dejan hacer todo lo que queramos o no hacemos nada” aunque los vecinos mostraron ciertas dudas sobre las justificaciones, el impacto, la viabilidad y el orden en el que realizarán las actuaciones.

Varias dudas giraban entorno a el paso de ciertos vehículos, como los propietarios de las fincas y los usuarios del Charco La Arena, a lo que se propuso una barrera con lector de matrículas que reconozca los usuarios habituales, pero esta medida no terminó de convencer a algunos propietarios ya que sería muy tediosos que les visitaran sus familiares o proveedores, aparte de las dudas sobre que el ayuntamiento pueda mantener a lo largo del tiempo un sistema tan sensible y tan cerca del mar, por lo que pidieron más información, que los políticos especifiquen en que leyes se amparan y que se estudien otras soluciones.

Otra cosa que quedó en el aire es la posible prohibición de las hogueras de San Juan por los mismos argumentos ecológicos, ante lo que ni el alcalde ni el resto de concejales supieron dar una respuesta clara, tampoco a las dudas sobre si las bicicletas y pequeños vehículos eléctricos entrarían en la consideración de tráfico rodado y por tanto quedarían prohibidas en todo el camino, centrando el concejal de medio-ambiente su respuesta en hablar del valor ecológico de la zona, las algas que se están perdiendo y los puestos de trabajo que se podrían generar con eso, sin responder a ninguna de las dos preguntas.

Ante los planteamientos del concejal, un vecino ecólogo le preguntó que de que manera se iban a crear puestos de trabajo más allá de cuatro funcionarios más en el ayuntamiento, pero a pesar de la insistencia del vecino el concejal de medio-ambiente repitió varias veces su discurso y no explicó como va a crear esos puestos de trabajo que promete, lo que generó ciertas dudas y más intervenciones vecinales en el sentido de proteger el turismo y los puestos de trabajo vinculados a este. Otro vecino señaló que ha nadado hasta la boca de los emisarios de las depuradoras y que en su entorno todo el fondo es de color blanco, y que tal vez sea por eso lo que está extinguiendo las algas.

También hubieron quejas sobre el cierre del camping durante todo el invierno quitando a las caravanas su única alternativa, ante lo que se recordó que en el pasado el PSOE había hablado de que costaría 200.000 euros anuales abrir el camping seis meses más, y el actual concejal de servicios municipales (PSOE) no supo hacer un cálculo aproximado de lo que costaría actualmente, aunque no parece tan complicado, si un trabajador cuesta 1.500 euros al mes, y hacen falta dos trabajadores, son 1.500 por 2, 3.000 euros al mes, por seis meses son 18.000 euros, a los que habría que descontarles lo que paguen los usuarios del camping y el mayor aprovechamiento de lo invertido para su construcción y mantenimiento, con unos precios ajustados tal vez genere beneficios, en el peor de los casos costaría unos 5.000 euros al año, lo que cobra un concejal al mes a pesar de no saber calcularlo, y nada que ver con lo que decía el mismo Javier Abreu que en aquellos tiempos tenía al actual alcalde como asesor.

En esta línea también se pidió que el camping ofreciera un servicio de contratación más acorde con los tiempos que vivimos, ya que actualmente no solo es difícil encontrar la información en la web del ayuntamiento, sino que hay que contactar por WhatsApp solo para saber la disponibilidad de vacantes y hacer reservas, método engorroso e in-suficientemente transparente para un ente público, lo que según apuntaron los vecinos se podría solucionar con una web que ofrezca la disponibilidad de reservas como en los hoteles, añadiendo un mapa en el que según la fecha que se elija se muestran las parcelas ocupadas y disponibles, reduciendo también las necesidades de personal en épocas de baja afluencia.

Finalmente, y a pesar de que algunas dudas se solventaron con la promesa de volver con unas propuestas más concretas antes de cerrar el camino, el alcalde se desdijo de sus palabras y solo quedó claro que antes de semana santa van a cerrar el paso a San Juanito, pasando de puntillas sobre las alternativas para los usuarios y otros problemas de la zona, una actuación con bastante secretismo que recuerda a las formas que se usaron para tratar de aprobar la ordenanza de costas, más conocida como “ordenanza pies secos”, que ya el PSOE trató de imponer hace unos años prohibiendo incluso el baño en todo San Juanito, pero de la que no se supo nada más al encontrarse una fuerte oposición vecinal con varios miles de alegaciones en contra.

Y es que sean cuales sean sus intenciones finales, el grupo de gobierno tendrá que hilar fino para poder sacar adelante el cierre del camino y la prohibición de actividades, ya que en Punta del Hidalgo no solo son veteranos conocedores de las artes de pesca, también son maestros de las artes de la política.

Dejar una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .