Piscinas de Bajamar

El mayor complejo de ocio acuático del nordeste, con dos piscinas de diferentes profundidades y amplio espacio para ubicar las toallas, una playa de arena protegida por un rompeolas que no solo crea un micro-clima muy confortable, sino que los días de marejada permite obtener unas fotos espectaculares de las olas chocando contra la escollera, un hermoso faro que adorna el paisaje, varias máquinas para hacer ejercicio, baños, socorristas, y mucho más de lo que podría esperar de unas instalaciones 100% públicas y gratuitas.

En la entrada de las piscinas se encuentran gran cantidad hamburgueserías, restaurantes, heladerías, etc donde podrá disfrutar de un rato agradable mientras respira el aire puro del mar. Además junto a ellas hay una pequeña avenida marítima por la que puede dar un relajante paseo mientras escucha el sonido de las olas rompiendo contra las rocas. Uno de los lugares más transitados en verano no solo por los vecinos del pueblo sino por visitantes de toda la isla y turistas de todo el mundo, a pesar de lo cual no ha perdido su encanto.